Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Consejos de movilidad para las grandes ciudades

 

Cuando hablamos de movilidad en las grandes ciudades, a primera vista pareciera que ambos conceptos son completamente contrarios, en especial si la imaginamos con un automóvil.

Por tal motivo, tomemos en cuenta que ésta puede ser más eficaz cuando la practicamos por nuestro propio pie, ya que no sólo recorremos distancias más rápido, sino que, al hacerlo, también beneficiamos nuestra salud.

Para mejorar la movilidad en las grandes ciudades y, de paso, garantizar mayor bienestar para su persona, le brindamos los siguientes consejos:

Caminar

Los pies son el método de transporte más efectivo, ¡desde inicio de los tiempos! Cuando caminamos, es posible combatir enfermedades del corazón, gracias a que este ejercicio incrementa el flujo sanguíneo y disminuye los niveles de glucosa en la sangre.

Comience caminando unos 10 minutos a velocidad considerable; no se presione. Poco a poco, aumente el ritmo hasta lograrlo, por lo menos, durante 30 minutos. Una vez que alcance su meta, incremente la velocidad para tener resultados más efectivos en la circulación y presión de la sangre.

Bicicleta

En caso de que necesite cruzar distancias más largas, una bicicleta será la compañera ideal para usted.

Sin embargo, debe tomar en cuenta que, si padece alguna enfermedad crónica, será necesario que se realice chequeos de sangre para comprobar que todo esté en orden.  Asimismo, no olvide preparar su rodada con los elementos necesarios para garantizar un viaje placentero y, sobre todo, seguro.

En caso de ser necesario, lleve su medicamento de cabecera y otras cuestiones, como snacks, para mantener en equilibrio los niveles de glucosa en su cuerpo.

Transporte público

Aunque pudiera parecer una alternativa poco idónea de movilidad en la gran ciudad, ésta es más divertida y saludable si la combina con una de las actividades físicas que mencionamos arriba, como las caminatas.

Antes de llegar a su trayecto, descienda una o dos estaciones antes de éste. Así se moverá más, liberará estrés y contemplará escenas más interesantes que se hubiera perdido si se trasladara por completo en el metro o autobús.

Elija el calzado adecuado

Sin importar qué elija, seleccione el calzado adecuado para la actividad física que desee realizar. Asegúrese de que sea de la talla adecuada; procure medírselo con las calcetas que utilizará para desplazarse.

Recuerde que muchas veces, cuando vivimos con un padecimiento crónico, estamos más expuestos a enfermedades bacterianas o infecciones por hongos. Evite desplazarse con calzado de piel o tipo Oxford, ya que estudios afirman que incrementa el riesgo de úlceras, por la presión que ejerce en la planta del pie.

Acuda con su médico

Un chequeo médico nunca está de más. Si planea tomar en cuenta alguna de estas opciones de movilidad para la gran ciudad, le recomendamos que lo discuta con su doctor, quien le ayudará a elegir la que más se adapte a su estilo de vida y necesidades particulares. [MF{F1] 

 


 

[MF{F1]Enfocado a pacientes

Bibliografía:

Vary Walk Speed to Boost Insuline. (2014). Consultado el 05.09.2017 en http://www.diabetesforecast.org/2014/11-nov/vary-walk-speed-to-boost

The use of running shoes to reduce plantar pressures in patients who have diabetes. (1995). Perry JE et al. Consultado el 05.09.2017 en https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/8550649

The Best Shoes for People with Diabetes. Consultado el 05.09.2017 en http://www.joslin.org/info/the_best_shoes_for_people_with_diabetes.html

Cycling and diabetes. Consultado el 05.09.2017 en http://www.diabetes.co.uk/sport/cycling-and-diabetes.html

Quick Walk Breaks Improve Circulation. (2014). Consultado el 05.09.2017 en http://www.diabetesforecast.org/2014/12-dec/quick-walk-breaks-improve-1.html?referrer=http://www.diabetesforecast.org/landing-pages/dt-page.html?body_mind=fitness-walking

Compartir

Archivado como: