Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Cómo hacer ejercicio, ¡y que me guste!

"Soy demasiado viejo”, “estoy cansado", “no tengo tiempo”, "tengo demasiado sobrepeso", "no vale la pena el esfuerzo". ¿Alguna vez ha usado estas excusas para no hacer ejercicio? Si lo ha hecho, debe saber que entre los beneficios de ser una persona activa se incluyen: tener más energía, disminución de los niveles de glucosa en sangre, pérdida de peso y más ¡es hora de dejar de hablar y comenzar a moverse!

En su libro, “Diabetes Burnout: qué hacer cuando ya no puede más”, el Dr. William Polonsky explica siete maneras de superar la resistencia al ejercicio:

1. Hazlo divertido. "Busque actividades divertidas, agradables o gratificantes para usted, especialmente si el ejercicio parece aburrido o si no ha sido capaz de seguir un programa de ejercicios", dice el Dr. Polonsky. Piensa en lo que le gusta hacer: pasear al perro o nadar, trate de probar una actividad diferente cada semana para evitar el aburrimiento.

2. Hazlo conveniente. Si su gimnasio o unidad deportiva está a 20 minutos, será más fácil que usted acuda y no pierda un día. Haga sus actividades lo más convenientemente posibles (como encontrar un gimnasio cerca de casa) o intente otras actividades en esos días que no le apetezca trasladarse a otro lugar (como caminar alrededor de su cuadra).

3. Hazlo razonable. Si recién está empezando con un programa de ejercicios, no establezca su objetivo demasiado alto. Empezar con pequeños objetivos lo mantendrá motivado y le hará ganar pequeñas satisfacciones en un periodo corto de tiempo.

4. Asegúrate de medir. El Dr. Polonsky explica: "si hay una sola cosa que puede alentar a las personas a seguir haciendo ejercicio, es ver resultados concretos y positivos de sus propios esfuerzos". Mida su nivel de glucosa en sangre antes y después del ejercicio para identificar los resultados positivos para usted.

5. Haz que sea una actividad para dos (o más). ¡Todo es más divertido con un amigo! No solo volará el tiempo, sino que también pueden alentarse mutuamente para seguir adelante.

6. Hazlo seguro. "Busque asesoramiento profesional, especialmente si cree que el ejercicio hará que su nivel de glucosa en sangre baje demasiado o le provoque demasiado dolor e incomodidad", aconseja el Dr. Polonsky. Antes de comenzar, hable con su médico para diseñar un plan que funcione y sea seguro para usted.

7. Hazlo positivo. ¡No se permita pensamientos negativos como: soy demasiado viejo, demasiado obeso, de todos modos no funciona! "No importa que tan decepcionantes hayan sido sus experiencias pasadas, la verdad es que no hay nadie demasiado viejo o demasiado obeso para hacer ejercicio", dice el Dr. Polonsky.

Recuerde, volverse más activo es algo que todos podemos hacer. Solo se necesita dar un paso a la vez.

 

Recuerda que tu médico es el único facultado para recomendarte lo mejor para tu salud.

Mensaje de Responsabilidad Social patrocinado por ACCU-CHEK®, Roche DC México S.A. de C.V.

Armstrong B. 11 Common Exercise Excuses (and How to Overcome Them). Quick and Dirty Tips [Internet]. 2018 Jan 2 [cited 2018 Jan 4]. Available from http://www.quickanddirtytips.com/health-fitness/exercise/common-exercise-excuses-and-how-to-overcome-them

Polonsky, WH. Diabetes Burnout: What to Do When You Can’t Take It Anymore. Alexandria, VA: American Diabetes Association; 1999.

Compartir

Archivado como: